La gimnasia rítmica y artística: un deporte lleno de valores que ayudan a crear rutinas saludables

¡Terminan las vacaciones y llega la vuelta al cole! Todos los niños y niñas han podido desconectar de la rutina diaria, descansar y disfrutar de un caluroso verano repleto de nuevas experiencias.

Con la llegada de la nueva rutina, se inician las actividades extraescolares. Entre muchas, la gimnasia rítmica y artística, son una modalidad que permite a los que la practican tener beneficios más allá de los físicos. Asimismo, la gimnasia ayuda a adquirir hábitos de vida saludable, que facilitan esa vuelta a la rutina y a la escuela. 

Desde Gymnastics Camp, te contamos cómo la gimnasia rítmica y artística ayuda a hacer más liviana la vuelta al colegio a los más pequeños:

  • Ayuda a marcarse una rutina saludable: favorece un estado de salud físico y emocional saludable. Aumenta la energía y el interés en todas las actividades cotidianas realizadas por el gimnasta, gracias a la disciplina que enseña. Además, permite un equilibrio tanto mental como físico. 
  • Permite desarrollar habilidades sociales: aumenta el autoestima al realizar acciones o movimientos que se creía incapaz de hacer, y esto aumenta la confianza en uno mismo. Además,  la gimnasia aumenta la capacidad de expresarse a uno mismo, y de dar su opinión con mayor facilidad ya que se trata también de un deporte colectivo.
  • Permite canalizar el estrés y favorece la concentración: Permite evacuar el estrés de la jornada, además de poder despejar la mente. Tal y como indica un extracto del estudio científico realizado en Colorado, Estados Unidos; la actividad física aeróbica libera las “hormonas de la felicidad”. Estas aportan bienestar y una sensación de satisfacción general al deportista. 
  • Disminuye la sensación de cansancio: el esfuerzo físico generado por la gimnasia aumenta el nivel de energía de los deportistas, al igual que disminuye la sensación de fatiga en el día a día de los que la practican. 
  • Consigue la superación de uno mismo: la gimnasia aporta ese deseo de siempre querer superarse, y alcanzar las metas que se proponga. Esto conlleva a aumentar el interés por querer alcanzar el mejor resultado posible en cualquier actividad cotidiana realizada. 
  • Promueve las emociones: a través de movimientos específicos y la utilización de ciertos materiales, estas modalidades permiten generar y transmitir las emociones de cada uno de los niños y niñas que lo practican. Además, favorece a la gestión de ellas, y comporta un mejor equilibrio emocional del gimnasta. 

Las vacaciones han permitido, a los niños y niñas, recuperar energías, descansar, y desconectar de la rutina diaria colegial. El regreso a clases puede resultar duro para los pequeños, pero creemos firmemente que gracias a los beneficios de la gimnasia rítmica y artística, se puede facilitar y sobrellevar de mejor manera esta vuelta a la nueva rutina.

Si quieres más información sobre nuestro programa de verano, no dudes en contactar con nosotros a través de nuestra página web: https://campusrfegimnasia.com