El trabajo en equipo es la clave del éxito.

En la gimnasia, los/las deportistas compiten en categoría individual o en equipo. Aún en las categorías individuales, el papel del equipo adquiere mucha importancia debido a que el trabajo conjunto en los entrenamientos es el motor para lograr avanzar y alcanzar el éxito individual.

La práctica deportiva en equipo tiene un sinfín de beneficios psicológicos y conductuales que repercutirán positivamente en la vida adulta de cualquier pequeño. En Gymnastics Camp planificamos los entrenamientos y las formaciones deportivas para potenciar todos los beneficios de este deporte:

– Aprender a integrarse socialmente.
– Entender la importancia de la responsabilidad y del trabajo colectivo.
– Estimular el sentido de compromiso.
– Respetar el cumplimiento de reglas.
– Fomentar el compañerismo y el respeto por el adversario.

En la gimnasia rítmica y artística se desarrollan principalmente el compañerismo con el resto del equipo y con el club, el respeto por el adversario y la responsabilidad ya que el resultado final del ejercicio depende del trabajo de cada componente del equipo.

La gimnasia es un deporte que requiere un gran número de horas de entrenamiento y competición y, por ello, el sentimiento de pertenencia a un equipo o familia es imprescindible en esta disciplina deportiva. Los/las gimnastas entrenan, compiten y viven en equipo y, en consecuencia, durante su carrera deportiva, interiorizan el valor del trabajo en equipo, del apoyo mutuo y de la diversión en grupo. Asimismo, ciertas disciplinas de la gimnasia exigen un alto nivel de coordinación y sincronización entre los miembros del equipo para el correcto desarrollo del ejercicio, lo que resulta en que los/las gimnastas trabajan, se mueven y lucen de manera conjunta.

La clave del éxito individual y colectivo en la gimnasia se resume en lograr que todas las piezas funcionen como una sola.